¿Por qué tratar el agua de la piscina?

A continuación os explicamos por qué es necesario tratar el agua de la piscina y cómo se produce la contaminación del agua.

Hay que tratar el agua de la piscina?

Si, las piscinas se contaminan de :

  • Impurezas físicas: Hojas, tierra, arena, cremas, aceites solares, pelos…
  • Contaminación química: Bacterias, virus, hongos, algas…

Un 80 % de la contaminación es física y la solución es la filtración del agua de la piscina mediante un equipo de depuración como el filtro de sílex.

El 20 % restante de la contaminación del agua se debe a la presencia de microorganismos y deben ser tratadas mediante el uso de productos químicos, como el cloro.

¿ A qué se debe el incremento de impurezas químicas en el agua?

  • A las propiedades naturales del agua que varía según la zona y el origen del agua con el que llenamos la piscina.
  • La temperatura del agua ya que cuanto más caliente está el agua más proliferan las bacterias.
  • La frecuencia de uso de la piscina. Cuando nos bañamos introducimos nuevos contaminantes como el sudor o la orina.
  • La proximidad de vegetación. Una piscina rodeada de vegetación tendrá una mayor aportación de hojas, insectos, gérmenes…
  • Algunos fenómenos meteorológicos también pueden desequilibrar el agua de la piscina y favorecer el crecimiento de microorganismos acuáticos.

Hay que tratar el agua para poder neutralizar esta proliferación y para poder neutralizar este crecimiento es necesario equilibrar el agua y en segundo lugar, desinfectarla.

Si el agua de la piscina no está correctamente equilibrada químicamente ya que un agua mal equilibrada, la desinfección resultará inútil, y , por tanto, una pérdida de tiempo y dinero.

En el próximo post os explicaremos como debe equilibrarse químicamente el agua de la piscina y poder así mantener un nivel de desinfección adecuado para acabar con los microorganismos presentes en el agua.

¿Necesitas más información? No dudes en contactarnos, te ayudaremos encantados.

COMPARTIR

Dejar un comentario